El sermón del monte – Sexta bienaventuranza

Meditación por el A.I. Marcos Mercado E.
Iglesia Nacional Presbiteriana Berith
Cd. de México

Transcripción…

Muy buenos días, reciban un muy cordial saludo y un fuerte abrazo en este hermoso día y doy gracias a Dios porque nuevamente me permite comunicarme con ustedes por este medio electrónico .

El día de hoy vamos a meditar en la sexta bienaventuranza y antes de iniciar voy a leer las bienaventuranzas que encontramos en Mateo 5:1-12

1 Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos.
2 Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo:
3 Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.
4 Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.
5 Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.
6 Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
7 Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.
8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.
9 Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
10 Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.
11 Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.
12 Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

¿Cuál es la sexta bienaventuranza?

8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

La palabra utilizada en el texto original en griego es kaqaroi que se tradujo como limpios y también significa purificados, purgados, limpiados y como la palabra corazón se encuentra en un caso dativo. Una traducción literal sería «dichosos los puros con respecto al corazón».  

I INTRODUCCIÒN

Llegamos ahora a una de las declaraciones mayores de toda la Biblia la cual al estudiarla nos hace acercarnos a ella  con un sentimiento de temor y de indignidad absoluta.

El Dr. Martyn Lloyd Jones dijo:

Esta afirmación es una de las afirmaciones más estupendas, y también más solemnes y penetrantes, de toda la Biblia que ha captado la atención del pueblo de Dios, y se han escrito muchos libros como resultado del esfuerzo por explicarla.

Es evidente, que nadie puede después de varios días de estudio pretender que ya la estudió en forma exhaustiva

Es más, nadie jamás podrá explicar el significado completo de este versículo. A pesar de todo lo que se ha escrito y predicado, sigue escapándosenos de las manos. Lo mejor, quizá, es que tratemos de entender algo de su significado y énfasis básicos.

Miren ustedes, a partir de la cuarta bienaventuranza que dice  Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados, encontramos el resultado de ser saciados. Nos volvemos misericordiosos, puros de corazón y pacificadores. Y posteriormente, viene el resultado, ‘padecer persecución por la justicia.’

II ¿A QUÉ SE REFIERE EL TÉRMINO CORAZÓN?

El evangelio de Jesucristo se preocupa por el corazón; enfatiza siempre el corazón.

¿Qué significa este término, el corazón’?

De acuerdo al uso bíblico el corazón es el centro del ser y de la personalidad del hombre; es la fuente de la que procede todo lo demás. Incluye la mente, la voluntad, ya que en este contexto, el corazón piensa, medita, razona, desea, aprende, se alegra, etc.

Nuestro Señor Jesucristo en Marcos7:21 y 22 dijo que el corazón es la raíz de todos nuestros problemas y el pasaje dice:

21 Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios
22 los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez

Y cualquier problema de la vida, cualquier cosa que conduce a la desdicha; siempre procede del corazón, todos los deseos indignos ,malos y perversos de una persona, de un grupo o de una nación tiene su origen en el corazón humano Por eso el profeta Jeremías escribió Jeremías, 17: 9: Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?.’

Ahora bien, ¿Qué significa los limpios de corazón?

El término limpios, implica purificados, y sin manchas

Deberíamos todos estar conscientes de que la educación sola no hace bueno al hombre; un hombre puede ser muy educado y con todo ser una persona muy mala.

El reconocido escritor contemporáneo John Stott escribió de los de limpio de corazón:

Su mismo corazón — incluyendo sus pensamientos y motivaciones— es limpio, sin mezclarse con nada equívoco, subrepticio o ruin. Aborrecen la hipocresía y el engaño; carecen de segundas intenciones.

III ¿CÓMO PODEMOS TENER UN CORAZÓN LIMPIO?

Cuando se dice limpios del corazón, se habla de lo limpio de todo el ser y de todas las actitudes y actividades.  Esto, por supuesto, no es un logro meramente humano; es la obra de la gracia de Dios en el ser humano y solamente los lavados en la sangre del Cordero pueden llegar a tener un corazón limpio

Lo primero que podemos hacer es darnos cuenta de la negrura de nuestro corazón,

Somos pecadores y continuamente ofendemos a Dios, por lo que necesitamos arrepentirnos, y como dice la segunda bienaventuranza llorar por nuestro pecado y cada día experimentar su perdón confiando en 1ª Juan 1:9 que dice Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad

Y al creer y confiar que la sangre de Cristo nos limpia de todo pecado podemos pedir diariamente a Dios que nos de un corazón limpio y orar las palabras del salmista contenidas en el Salmo 51:7 que dice

Purifícame con hisopo, y seré limpio; Lávame, y seré más blanco que la nieve…..;

Y también orar y decir como dic el Salmo 51:9 y 10

9 Esconde tu rostro de mis pecados, Y borra todas mis maldades.10 Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí

Y entonces y solo entonces será nuestra la bendición de esta bienaventuranza que dice 

8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios

Solo Dios puede purificar nuestros corazones y gracias a Dios que ha prometido hacerlo y la única forma en que podemos tener el corazón limpio es que el Espíritu Santo entre en nosotros y nos purifique.

Sobre los limpios de corazón encontramos en la Biblia la profecía de Daniel que dice: 12:9-10

El respondió: Anda, Daniel, pues estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin. Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados;

Sólo cuando El mora en el corazón y actúa en él lo purifica, y lo hace como dice Filipenses 2:13

porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

Y al Biblia también nos da esta confianza y seguridad en  Filipenses 1:6 que dice:

estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;

Es decir llegará el día en que estaremos completamente limpios, irreprensibles, sin manchas ni arrugas y podremos entrar por la puerta de la ciudad santa, dejando todo lo impuro afuera, solamente porque Dios es el que comenzó la obra  y El la perfeccionará.

IV ¿CUÀL ES LA BENDICIÒN O PROMESA DE ESTA BIENAVENTURANZA?

John Stott dijo: Sólo los de limpio corazón verán a Dios: lo ven ahora con los ojos de la fe y verán su gloria en aquel día, porque sólo los plenamente sinceros podrán soportar la deslumbrante visión, cuyo luz hará desvanecer las tinieblas del engaño y cuyo fuego consumirá toda simulación.

Pero, claro que esto no es nada, absolutamente nada en comparación con lo que va a suceder, ya que. 1 Corintios 13:12

Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. 

1 Juan 3:2 dice:

Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es 

No cabe duda de que esto es lo más sorprendente que se ha dicho jamás al hombre, que ustedes y yo, tal como somos, con todos los problemas y dificultades de este mundo, vamos a verlo cara a cara.

Que nosotros estamos destinados a estar en la presencia de Dios; y que debemos prepararnos para ir a la presencia del Rey de reyes y Señor de señores. Esto es algo maravilloso, increíble, formidable

 ¿Estamos conscientes de que llegará el día en que vamos a ver a Dios cara a cara? esto es lo más importante y más grande de lo que se nos jamás se nos puede decir

En cuanto comprendemos esto, claro está, todo lo demás palidece. Nosotros vamos a disfrutar de la presencia de Dios y a pasar la eternidad en ella.

El libro de Apocalipsis nos describe a los redimidos del Señor alabándole y dándole gloria y nos habla de una felicidad inconcebible, e inimaginable. Y ese es nuestro destino final. ‘Los de limpio corazón verán a Dios,’ nada menos que esto.

Y esto lo podemos resumir en cinco palabras. ¡Vamos a ver a Dios!

1 Juan 3:3 que dice: Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro El tiempo es corto, no nos queda mucho tiempo para prepararnos. el gran día se acerca; la ceremonia ya está preparada; ustedes y yo solo estamos esperando ser recibidos en audiencia por el gran y omnipotente Rey. Amén

Otras partes de la serie El sermón del monte
Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.