Evangelización Eficaz

En un artículo en la revista New Horizons (Nuevos Horizontes), comenta un informe que rindió el Instituto for American Church Growth (Instituto Americano para el crecimiento de la iglesia)) sobre una reciente investigación. Entrevistaron a catorce mil personas (14,000) que  habían hecho su profesión de fe. Preguntaron: ¿Quién o qué fue la influencia que resultó en que llegaron a conocer a Cristo y se hicieran miembros de su iglesia?

Una mayoría abrumadora testificó que la influencia más importante que les condujo a ser miembro de una iglesia fue el interés de una amigo o un pariente. Nuestras observaciones  y experiencias nos indican esto desde antes, pero esta investigación nos da una sólida conformación.

El ejemplo Bíblico también lo confirma. Cornelio, Lidia y el carcelero de Filipo, en el libro de los Hechos, todos comunicaron el evangelio a sus amigos y parientes. Andrés llevó a su hermano Pedro al Señor, y el día siguiente, Felipe lo hizo con su hermano Natanael. El publicano, Mateo, llevó a Jesús a su casa para hablar con sus colegas. Del evangelio de Juan sabemos que muchos samaritanos creyeron por el testimonio de la mujer con quien habló Jesús en el pozo.

Cristo no ha abandonado su antigua manera de evangelizar. Todavía usa hombres y mujeres, común y corrientes, como el método principal para evangelizar. La estadística que acabamos de leer es prueba de ello.

Esta información es pertinente para la planeación misionera y evangelista en una iglesia. Las principales actividades de una iglesia han de ser aquellas que provean a los miembros el contenido de su testimonio. Les den conocimiento de Cristo y el camino de la salvación, para su propia vida espiritual, pero también la información básica que van a comunicar.

No es siempre necesario sermonear a los amigos y colegas: muchas veces una sencilla (pero sincera) invitación es más eficaz. La evangelización que más miembros traen a la iglesia es el impacto de un cristiano sobre sus familiares y amigos. Esta es la evangelización que debemos practicar asiduamente. Es la evangelización eficaz.

Iglesia Nacional Presbiteriana Berith. Boletín Buen Óleo domingo 28 de noviembre de 2004  

Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.