HOY EN NUESTRO 42 ANIVERSARIO

El domingo 26 de octubre de 1980, a las 18:30 hrs, se celebró el culto solemne de constitución de la Iglesia Nacional Presbiteriana Berith, en las instalaciones de la Iglesia Cristiana Discípulos.
En esta misma fecha Berith declara su firme propósito de ser una iglesia fiel a la Palabra de Dios, a las Sagradas Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento, como norma exclusiva de su doctrina práctica.
Para “hacer todas estas cosas, decentemente y con orden”, la Iglesia Presbiteriana Berith se ha organizado según la forma de gobierno y disciplina de la Iglesia Presbiteriana de la Reforma.
También reconoce que la Confesión de Fe y los Catecismos Mayor y Menor de la Asamblea de Westminster contienen la interpretación fiel y sistemática de la enseñanza, bíblica y los confiesa como sus símbolos doctrinales, así como los credos universales de la iglesia cristiana histórica bíblica.
Fragmentos extraídos del Acta de la Constitución de la Iglesia Nacional Presbiteriana Berith

Con estos fragmentos, y con una profunda gratitud a nuestro Señor hoy, 30 de octubre de 2022, a 42 años de la fundación de nuestra iglesia, recordamos nuestros primeros pasos y refrendamos el compromiso de ser fieles a los principios fundamentales que nos han servido de norma en estos años.

Hoy, por la gracia de Dios después de aproximadamente 18 meses de aislamiento podemos reunirnos y juntos decir con el salmista

¡Cuán amables son tus moradas, oh Jehová de los ejércitos!
Anhela mi alma y aun ardientemente desea los atrios de Jehová;
Mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo.Salmos 84:1-2

Hoy, todos estamos invitados a celebrar el cumpleaños de Berith, un año más de bendiciones.

Hoy, tendremos la oportunidad de saludarnos y tener gratos momentos de conversación, y si bien es verdad que en el pasado reciente hemos tenido que convivir con la sombra de la enfermedad, en algunos casos la falta de trabajo y el aislamiento, también es verdad que en ningún caso nuestro Señor ha faltado a su palabra siendo, en todo momento,  nuestro proveedor sanador, y consolador. Él ha sido  fiel a su Palabra y ha suplido todas nuestras necesidades.

Hoy, queridos hermanos, tenemos la oportunidad de regocijarnos juntos, en convivencia con motivo de este aniversario que nos llama a volver a trabajar, con ahínco y fidelidad en las viñas de nuestro Salvador.

Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.