Un pueblo apartado y protegido – Éxodo 23:20-‬33

Meditación sobre Éxodo 23:20-‬33‬ por el A.I. José Antonio Velázquez
Iglesia Nacional Presbiteriana Berith
Cd. de México

Éxodo 23:20-33

20 He aquí yo envío mi Ángel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado. 21 Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él.
22 Pero si en verdad oyeres su voz e hicieres todo lo que yo te dijere, seré enemigo de tus enemigos, y afligiré a los que te afligieren.
23 Porque mi Ángel irá delante de ti, y te llevará a la tierra del amorreo, del heteo, del ferezeo, del cananeo, del heveo y del jebuseo, a los cuales yo haré destruir. 24 No te inclinarás a sus dioses, ni los servirás, ni harás como ellos hacen; antes los destruirás del todo, y quebrarás totalmente sus estatuas. 25 Mas a Jehová vuestro Dios serviréis, y él bendecirá tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti. 26 No habrá mujer que aborte, ni estéril en tu tierra; y yo completaré el número de tus días. 27 Yo enviaré mi terror delante de ti, y consternaré a todo pueblo donde entres, y te daré la cerviz de todos tus enemigos. 28 Enviaré delante de ti la avispa, que eche fuera al heveo, al cananeo y al heteo, de delante de ti. 29 No los echaré de delante de ti en un año, para que no quede la tierra desierta, y se aumenten contra ti las fieras del campo. 30 Poco a poco los echaré de delante de ti, hasta que te multipliques y tomes posesión de la tierra. 31 Y fijaré tus límites desde el Mar Rojo hasta el mar de los filisteos, y desde el desierto hasta el Éufrates; porque pondré en tus manos a los moradores de la tierra, y tú los echarás de delante de ti. 32 No harás alianza con ellos, ni con sus dioses. 33 En tu tierra no habitarán, no sea que te hagan pecar contra mí sirviendo a sus dioses, porque te será tropiezo.

Israel, el pueblo de Dios no es tan solo un pueblo apartado, sino que también es protegido por el Señor pues le promete que en todo momento irá su ángel delante de él y este ángel no es más que Dios mismo pues le dice en el versículo 21:

Guárdate delante de él, y oye su voz, no le seas rebelde, porque él no perdonara Vuestra rebelión, porque mi nombre está en el. Ex 23:21

Y sabemos que su nombre es Jehová.  Pide obediencia a sus mandamientos, uno de ellos es que no deben inclinarse ante dioses ajenos antes bien, deben destruirlos.

Dios es muy claro, pues es un Dios celoso, al cual solo se le debe servir a Él, ya que el no obedecer significa no reconocer su providencia y protección. Pues ha sido constante en su cuidado y no tan solo les promete entregar la tierra prometida, sino también de guardar su proliferación, ya que ninguna mujer perderá un hijo ni ha de dejar de ser madre, pues cuidara de su fertilidad para que su pueblo crezca se multiplique y sea un pueblo próspero y fuerte. Señala geográficamente el territorio que han de ocupar, les advierte que esta conquista no será de un solo golpe, pues el pueblo de Dios irá creciendo y avanzando hacia la conquista que el Señor  les da, pues Él siempre irá delante de ellos, podemos ver su inmenso cuidado aún en los detalles más sencillos, el pueblo debe obedecer y permanecer fiel a su Dios y Él los guardara de los ataques de sus enemigos y peleará sus batallas de tal forma que saldrán vencedores solo deben destruir todos los dioses ajenos para no contaminarse de tradiciones que ofenden a su Señor y los aparte de su lado. Las mujeres darán a luz todos sus embarazos lo que provocará que el pueblo vaya creciendo con el tiempo y en eso también se ve la mano de Dios pues usa a sus enemigos para cuidar la tierra que les ha prometido mientras Israel sigue creciendo y fortaleciéndose, si  los destruye cerca  a todos en un solo año la tierra sería habitada por bestias que los judíos no podrían combatir, y al permanecer habitada los depredadores  no entrarán en las tierras, la conquista será paulatinamente porque eso es lo que más conviene, sin duda nuestro Dios es sabio.

El día de hoy debemos cuidar con celo la idolatría, pues esta se manifiesta de diferentes maneras, no tan solo el que es idolatra con estatuas o imágenes hechas por el hombre, ante las cuales muchos se inclinan, la idolatría tiene hoy muchas máscaras, como cuando le damos prioridad a un evento deportivo o artístico, como concierto o espectáculos y no por que estos sean malos, sino por que nos distraen, y apartan de la adoración a Dios, de seguir sus caminos, de hacer lo que le honra. También a veces quisieras respuestas rápidas e inmediatas pero el Señor conoce el mejor tiempo para que seamos bendecidos, solo que permanezcamos fieles y lo obedezcamos ¿Quién es hoy nuestro falso Dios? ¿Lo tenemos?

Comparte con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.